SABERLO. TU REVISTA DIGITAL

DONDE EL CONOCIMIENTO EMPIEZA

Remedios caseros para la ansiedad

remedioscaserosparalaansiedad

Remedios caseros para la ansiedad

Nunca es bueno abusar de los medicamentos si podemos evitarlos con remedios caseros para la ansiedad, puesto que contienen químicos que en la inmensa mayoría de ocasiones desconocemos cómo sentarán a nuestro organismo.

Existen formas alternativas a estos químicos para disminuir el estado de ansiedad mediante remedios caseros de toda la vida que ya están más que probados con el paso del tiempo y posiblemente hayamos escuchado algunos de ellos de las personas mayores de nuestro círculo social.

Los remedios caseros para quitar la ansiedad más utilizados son:

Baño con agua caliente: la acción del agua produce la dilatación de los vasos sanguíneos ayudando a una mejor circulación de la sangre y consecuentemente una mejora de nuestra paz interior y tranquilidad. Si no tiene posibilidad de darse un baño con agua caliente de cuerpo entero, puede introducir los pies y manos en una cubeta con agua caliente y dejarlos reposar unos minutos. Notará un alivio que le hará estar mucho más tranquilo y pausado, y podrá pensar con mayor juicio de razonamiento.

Infusiones de plantas: Existen cantidad de plantas con flores muy curativas y propiedades excepcionales para tratar la ansiedad. La ingesta de estas infusiones calmarán la angustia en momentos de entrés o nerviosismo medio-agudo. Contienen componentes que también son utilizados en ansiolíticos tan conocidos como el “Valium”. Las infusiones que le recomendamos son: camomila, tila, valeriana, hierba de San Juan… que son muy fáciles de conseguir en cualquier tienda de remedios naturales o farmacia.Es un gran remedio casero para la ansiedad.

Aromas de Lavanda: En numerosos estudios, está demostrado que el aroma de esta planta produce un déficit de emoción actuando como un antiinflamatorio natural de nuestras emociones. La ingesta de dosis de lavanda puede sustituir medicamentos muy utilizados para calmar el estado de nerviosismo. Aconsejamos respirar vapor de agua con aroma de lavanda de una forma relajada y apaciguada. Esto ayudará a aflojar nuestras tensiones y ver de otra manera el mundo que nos rodea.

Buena alimentación: Los estados adversos contra la ansiedad, son producidos también por descontrol de los componentes esenciales para nuestro organismo. Si tenemos una dieta saludable con ingesta de frutas, verduras, harinas integrales, legumbres, pescados…lograremos bajar los niveles de tensión nerviosa. Además, ante un ataque de ansiedad, le recomendamos que ingiera inmediatamente algo con azúcar como el chocolate o una pieza de fruta como una dulce manzana acompañada de alguna infusión de las aquí mencionadas. En cuestión de unos minutos experimentará una mejora de sus niveles de nerviosismo.

Practica Deporte: El realizar ejercicio de forma periódica reduce increíblemente el estrés, angustia y nerviosismo. El cerebro segrega endorfinas que nos liberan de un constante estado de preocupación por nuestro trabajo, los problemas con nuestra pareja o preocupaciones con alguna enfermedad además de quemar grasas y expulsar mediante sudoración a los elementos orgánicos sobrantes en nuestro organismo. Ante un ataque de ansiedad, practica alguna actividad deportiva o realiza ejercicio como por ejemplo la natación, pasear, clases de yoga o clases dirigidas por un monitor para estimular el organismo y reducir nuestras inquietudes de una manera muy sana y natural.

Deja un comentario